15 características de las relaciones saludables para ambos géneros

Definición de una relación saludable

Hay muchas cosas que determinan si una relación es saludable o no. Lo único que puede llevarse al banco es el hecho de que ninguna relación es perfecta. Cada relación pasa por una mala racha de vez en cuando; la diferencia es cómo la pareja aborda sus diferencias cuando eso sucede. Una relación sana es, por tanto, una que tiene mucho amor, felicidad y alegría.

Algunas de las cosas que ayudan a que una relación se mantenga saludable son los objetivos de la relación. Esto significa que una pareja debe poder tener un objetivo por el que están trabajando juntos para poder mantener una relación saludable. Algunos de estos objetivos son como:

1. Poder pasar unos días sin verse y ser totalmente cool al respecto



Esto ayuda a crear un vínculo aún más fuerte entre la pareja, ya que demuestra que ambos confían el uno en el otro. Aunque definitivamente se extrañarán el uno al otro, tener este tipo de confianza ayudará a mantener su relación saludable durante mucho tiempo.

2. No sentir la necesidad de seguir enviándose mensajes de texto todo el tiempo

Ser capaces de darse espacio muestra que su relación es madura y que ambos son independientes. Demuestra que ambos confían el uno en el otro y respetan la privacidad del otro.

3. Ser capaces de aceptar las vulnerabilidades de los demás.

Cuando entablamos una relación, llevamos con nosotros nuestra culpa, el bagaje pasado, los sueños, las inseguridades y las esperanzas. Nuestros instintos, sin embargo, nos hacen ocultar nuestras vulnerabilidades a nuestros socios, ya que no sabemos si serán capaces de aceptarlos. Ser capaz de compartir sus puntos débiles y aceptarlos permite que su relación se fortalezca.

15 rasgos de una relación saludable a través de:

A. Relaciones emocionalmente saludables

1. Amor

El amor es una de las características más esenciales de una relación sana, ya que sin él la relación está condenada al fracaso. Este es uno de los rasgos universales garantizados para toda relación saludable, ya que las cosas que hacen que una relación sea saludable normalmente difieren de una pareja a otra.

2. Compromiso

El compromiso se puede definir simplemente como, el entendimiento que tienen las parejas cuando los altibajos en una relación, algunos de los cuales los dejarán colgando de un hilo, pero aún tienen una creencia en la permanencia de su relación. Sin ser parejas comprometidas, irán por caminos separados a la primera señal de problemas.

3. Buena comunicación

La buena comunicación es muy importante en todas las relaciones. No puede resolver las diferencias que surgen naturalmente en las relaciones si no tiene una buena comunicación. La comunicación también ayuda a aumentar el respeto, la honestidad y la confianza, todos los cuales son rasgos esenciales de una relación sana. Una relación que tiene una buena comunicación puede sobrevivir a cualquier tipo de contratiempo que surja, ya que puede compartir sus preocupaciones libremente.

4. Honestidad

Para que haya confianza en una relación, las parejas deben ser honestas entre sí. Hay muy pocas cosas que pueden acabar con una relación más rápido que guardar secretos el uno al otro. Además de generar confianza, la honestidad también permite a las parejas estar tranquilas, ya que no tienen esqueletos en sus armarios por los que deban seguir preocupándose.

5. Diversión

¡Una pareja que juega junta permanece junta! Cualquier relación que no tenga ningún elemento de diversión no es una relación saludable. Esto se debe a que cuando las parejas se divierten juntas, no solo desarrollan un vínculo más fuerte, sino que también se vuelven felices.

6. Compromiso

Cuando estamos en una relación, no siempre obtenemos lo que queremos. Poder comprometerse permite que la relación sea más fuerte, ya que esto es un signo de desinterés y muestra que te preocupas por tu pareja. Sin compromiso, una relación está destinada al fracaso.

7. Confianza

Una pareja en una relación que no tiene confianza sigue dudando y traicionándose mutuamente. La confianza elimina la necesidad constante de que las parejas se espíen entre sí por miedo a las trampas. Cuando las parejas confían entre sí, pueden cuidarse, apoyarse y escucharse, haciendo que la relación sea saludable.

8. Autoconfianza

La confianza en uno mismo no solo es buena para su vida personal y comercial, sino que también juega un papel importante en la salud de su relación. El éxito de una relación romántica también está determinado por el éxito de su vida personal, donde la confianza en uno mismo juega un papel importante. La baja autoestima en una relación a menudo conduce a que las parejas tengan puntos de vista polarizados entre sí, lo que conduce a una relación poco saludable.

9. Un propósito común

Todas las parejas que mantienen relaciones saludables tienen un propósito común. Esta característica de una relación sana es lo que une a muchas personas. Una relación seria y a largo plazo no puede tener éxito sin que la pareja esté en la misma página y trabajando constantemente juntos para realizar su propósito común.

10. Intimidad

Esta es la unión cercana que existe entre los socios en una relación romántica. La intimidad es la clave para mantener una relación romántica saludable, ya que te permite darte cuenta de lo importante que es tu pareja. La intimidad permite a las parejas sentirse valoradas, conectadas, seguras y desarrollar un sentido de pertenencia, todo lo cual conduce a una relación sana y duradera.

Los límites de una relación sana

11. Individualidad

Todos somos únicos a nuestra manera y en una relación sana; tu pareja debe poder aceptar quién eres realmente sin que comprometas tu identidad. Esto significa que deben poder apoyarse mutuamente mientras continúan haciendo lo que aman y viendo a sus amigos y familiares. ¡Esto hace que su relación sea aún más fuerte!

12. Resolución de problemas

No importa cuánto aman a cada uno cuando está en una relación, los problemas seguirán surgiendo. ¡Esto es normal! La diferencia entre una relación sana y una no sana es cómo las parejas afrontan los problemas a medida que surgen. Aquellos que pueden encontrar soluciones a sus problemas pueden avanzar y crecer. Un consejo para resolver problemas es dividirlos en pequeños problemas.

13. Privacidad

La privacidad es muy importante y contribuye al éxito de una relación romántica al igual que otros factores que se abordan en este artículo. Sin embargo, una relación en la que las parejas respetan el derecho a la privacidad del otro es saludable para que esto funcione; debe haber honestidad y confianza.

14. Paciencia

Es muy fácil que las personas en una relación se den por vencidas, ya que cometemos errores con regularidad, a veces incluso sin saberlo. ¡Está en nuestra naturaleza! Cuando tienen paciencia el uno con el otro, pueden ver más allá de los errores de su pareja, lo que les ayudará a darse la oportunidad de trabajar en sus imperfecciones.

15. Respeto mutuo

Una relación en la que los socios se respetan mutuamente puede tener éxito si se valoran y se comprenden. Les permite tomar en serio las opiniones, los límites y los sentimientos de los demás, lo que hace que la relación sea saludable.

Consejos para construir una relación saludable

Los siguientes son algunos de los consejos que puede utilizar para construir una relación sana y duradera:

1. Creando tiempo para su relación

No esté demasiado ocupado para su pareja, ya que su relación fracasará miserablemente. Las relaciones son como bebés, ¡necesitan ser nutridas!

2. Agudizar sus habilidades comunicativas.

Una relación no puede sobrevivir a los momentos difíciles si usted no puede comunicarse correctamente. Aprender a comunicarse implica aprender a eliminar todo tipo de suposiciones para garantizar que usted y su pareja estén siempre en la misma página. Con una buena comunicación, puede resolver todo tipo de problemas.

3. Cultivar la compasión.

La compasión es muy importante en una relación romántica, ya que te hace estar más conectado, abierto y feliz.

4. Aprender a confiar más.

Una relación que tiene confianza es capaz de soportar cualquier tipo de tormenta que se le presente.

Conclusión

Aunque una relación romántica está formada por una pareja, es bueno recordar siempre que usted y su pareja son ante todo personas. Ambos tienen personalidades y antecedentes diferentes. Por lo tanto, la relación podrá tener éxito si solo usted es capaz de sacar lo mejor de cada uno de ustedes y los rasgos discutidos anteriormente lo ayudarán a lograrlo.


Leave a Comment