10 señales obvias de que estás en una relación poco saludable

La definición de una relación no saludable

Las relaciones forman una parte integral de nuestras vidas desde el momento en que nacemos hasta el día en que pateamos el balde. Son parte de quienes somos y pueden ser relaciones entre nosotros y nuestras familias o incluso nuestros amigos, pero lo común entre todo tipo de relaciones es que nunca son perfectas.

En esta publicación, sin embargo, me enfocaré principalmente en las relaciones que ocurren entre parejas que se sienten atraídas románticamente entre sí, es decir, las relaciones románticas. Entonces, ¿por qué las relaciones son tan importantes que hacemos todo lo posible para estar en una a pesar de que tienen el potencial de incluso lastimarnos? Una respuesta corta a esta pregunta tan compleja es; Las relaciones generalmente nos enriquecen, nos ayudan y nos hacen mejores y más felices seres humanos, ya que nuestro bienestar personal y nuestra salud mental están influenciados por la naturaleza de nuestras relaciones.



Esto nos lleva a la gran pregunta; ¿Qué es una relación malsana? Para ayudarnos a responder esta pregunta de manera efectiva, analizaré qué es lo que constituye una relación saludable. Una relación sana es aquella que tiene honestidad, confianza, respeto mutuo, buena comunicación e identidad separada entre otras cualidades. Una relación no saludable es, por lo tanto, una que no tiene ninguna de las cualidades mencionadas anteriormente.

Una relación malsana es abusiva y se ve empañada por la necesidad de controlarse el uno al otro, ya sea física o emocionalmente. Una relación debería permitirnos crecer, pero cuando estás en una relación enfermiza siempre estás asustado y triste. Una relación no saludable suele tener un patrón y es el siguiente:

Acumulación de tensión

Esta fase se caracteriza por una ruptura de la comunicación, un aumento gradual de la tensión. Como resultado de esta tensión, la víctima generalmente siente la necesidad de complacer al abusador o incluso de calmarlo.

El episodio

Esta es la fase en la que la tensión que se ha ido acumulando alcanza su punto máximo dando como resultado: abuso emocional, físico o verbal. El perpetrador usualmente usa amenazas, ira e intimidación para mantenerte a raya y, a menudo, te culpa por la violencia más adelante.

Reconciliación

Aquí es donde el perpetrador pone muchas excusas e incluso puede disculparse por sus acciones anteriores. Sin embargo, la naturaleza de la disculpa nunca es sincera, ya que el abusador generalmente minimiza la seriedad de su fechoría y, en cambio, lo culpa a usted por lo que sucedió.

La luna de miel

En esta fase, todo el incidente se olvida y estás en buenos términos y feliz de nuevo. ¡Pero no por mucho!

Los 10 signos de una pareja en una relación poco saludable para tener en cuenta

1. Dependencia

Una relación está formada por dos personas muy diferentes y, por lo general, es muy saludable asegurarse de mantener ese tipo de independencia en una relación, aunque la relación sea una entidad colectiva. Una relación enfermiza no tiene independencia, ya que uno de los miembros de la pareja siempre depende del otro en aspectos emocionales, psicológicos e incluso económicos. Este tipo de relación suele ser emocionalmente destructiva, abusiva o unilateral, todo lo cual constituye una relación malsana. En relaciones saludables, independientes y satisfactorias, las parejas tienen sus propios pasatiempos e intereses, opiniones y libertad financiera.

2. Falta de respeto

El respeto es un ingrediente principal para cualquier relación sana. Cuando estás en una relación que carece de respeto, a menudo te insultarán, todo lo que hagas siempre será cuestionado, tus decisiones y elecciones siempre serán cuestionadas y tus límites nunca serán respetados. Una relación que tiene respeto es saludable, ya que las parejas se escuchan, se comunican adecuadamente y se dan espacios personales, ya que respetan los límites del otro.

3. Demasiados celos

Cuando en una relación es normal estar celoso, ¡es lo que somos! Pero cuando los celos se vuelven excesivos, resulta en una relación poco saludable. Este también puede ser el caso si tienes una pareja que siempre está tratando de buscar formas de ponerte celoso. Una pareja excesivamente celosa, por ejemplo, terminará controlando a la otra pareja en sus intentos de poseerlo. Una relación sana es aquella que tiene parejas que son capaces de controlar sus celos, de esta forma evitan ser pegajosos, poco atractivos, posesivos, abusivos y desesperados.

4. Lucha constante

Las relaciones nunca son perfectas, lo que significa que de vez en cuando se espera que se crucen en el camino del otro. La diferencia entre una relación no saludable y una saludable es la frecuencia con la que se presentan estos conflictos y también la forma en que una pareja los maneja cuando surgen. Una relación sana tiene algunas peleas de vez en cuando y cuando eso sucede, la pareja resuelve el problema fácilmente ya que tienen una buena comunicación. ¡Este tipo de desacuerdos incluso fortalecen a la pareja! Pero cuando está en una relación enfermiza, usted y su pareja siempre tienen peleas que nunca terminan.

5. Críticas innecesarias e interminables

Una relación que tiene críticas constructivas es muy sana ya que permite a la pareja ser la mejor y trabajar en sus debilidades. Pero una relación donde hay demasiadas críticas injustificadas es una relación malsana. La crítica destructiva generalmente implica insultos y hiere profundamente el orgullo de la víctima, afectando negativamente la confianza y la autoestima de la víctima.

6. Deshonestidad

Uno de los pilares de las relaciones saludables es la honestidad. Una relación sana no puede existir sin esta cualidad esencial. Sabes que estás en una relación poco saludable cuando tu pareja no es abierta contigo. En una relación sana, las parejas suelen estar en la misma página y no se ocultan cosas entre sí. Entonces, si encuentra que su pareja siempre le oculta cosas o siempre está a la defensiva y se irrita fácilmente, debería ser una señal clara de que está en una relación poco saludable, ya que su pareja es una persona deshonesta.

7. Conducta controladora

Este es uno de los signos más comunes de una relación poco saludable. Una pareja con un comportamiento controlador tiende a aislarlo de su familia y amigos, constantemente usa amenazas contra usted o incluso contra ellos, usa su culpa como una herramienta y siempre reacciona exageradamente. En una relación sana, las parejas suelen tener un sentido de reciprocidad, se preocupan el uno por el otro y se aseguran de que la red de apoyo del otro sea sana y estable.

8. Manipulación

Una relación sana no tiene socios que intenten manipularse entre sí. Por lo tanto, sabe que está en una relación poco saludable si tiene una pareja que usa tácticas como usar su culpa, convencerlo de que ignore sus ambiciones y jugar juegos mentales con usted para influir en su forma de vida. Una relación sana no debe tener a una persona usando a la otra para servir su propia agenda egoísta.

9. Falta de comunicación

La buena comunicación es una de las cualidades clave que componen una relación sana y sin ella; la relación está condenada al fracaso. En una relación sana, las parejas comunican libremente tanto lo malo como lo bueno, lo que les permite estar en condiciones de resolver cualquier tipo de disputa y también acercarlos. La falta de buena comunicación en una relación a menudo conduce a muchos malentendidos y conflictos que nunca terminan.

10. Aislamiento

En una relación sana, las parejas suelen tener algo de espacio para que ambos puedan mirar su vida individual. Este nunca es el caso en una relación poco saludable, ya que su pareja siempre limita su participación externa al tener voz y voto sobre a quién ve, qué hace y también con qué habla. En una relación poco saludable, tu pareja te separa del resto del mundo en un intento por ganar más poder y control sobre ti.

Citas sobre parejas en una relación poco saludable

“Permanecer en una relación poco saludable puede evitar que una persona encuentre la suya propia y avance al siguiente nivel de su propio camino, y esa persona incluso podría ser usted. A veces, la mejor manera de salvar a alguien es alejarse / El amor real a veces significa diciendo adiós.” – Bryant McGill
“No puedo controlar tu comportamiento, ni quiero esa carga … pero no me disculparé por negarme a que me falten al respeto, que me mientan o que me traten mal. Tengo normas; dar un paso adelante o salir”. – Steve Maraboli
“La persona equivocada querrá partes de ti, pero la persona adecuada te querrá a todos, el paquete completo”. – Sonya Parker
“Las malas relaciones son como una mala inversión. No importa cuánto pongas en ellas, nunca obtendrás nada de ellas. Encuentra a alguien en quien valga la pena invertir”. – Sonya Parker

Conclusión

Estar en una relación poco saludable es muy exigente y agotador. En lugar de hacerte feliz y permitirte crecer, las relaciones poco saludables te entristecen, te deprimen y te impiden realizar todo tu potencial. Conocer los signos de tales relaciones es muy esencial, ya que le permitirá conocer el tipo de relación en la que se encuentra lo suficientemente temprano como para tomar las medidas necesarias.


Leave a Comment